La señora se enteró de mí y se acercó a mí a pesar de haber tenido una terrible experiencia, ya que necesitaba ayuda. Teníamos la capacidad de cerrar la división de separación y propiedad, que se había iniciado entre 9 y 10 años antes, y comenzamos la abogado autorización de la subvención de ayuda al unirnos a los ahorros estandarizados y el salario de jubilación debido a su pareja.

A través de nuestros esfuerzos, comenzó la recopilación y se comenzó a transmitir una corriente salarial al cliente. Estábamos igualmente preparados para proteger eficazmente a la dama de un esfuerzo por su mejor mitad para detener las cuotas y, mientras tanto, recuperar una parte de las cosas de propiedad individual que le había sido otorgada por el tribunal. La señora todavía tenía que protegerse de una reclamación presentada por el asesor legal que estaba solicitando más de $ 10,000 y no había acreditado el retenedor que la señora pagó hacia el inicio de la representación.

He redactado este artículo con la expectativa de que podría permitirle mantener una distancia estratégica de los costosos resbalones del divorcio de nueve años.

Hay dos territorios donde los individuos cometen errores. El territorio principal es en la elección del asesor legal y la segunda región es la falla hecha después de elegir al abogado.

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *